jueves, 23 de junio de 2016

El Loco ciego y la Poetisa de Luz: capítulo 4

Sigo viviendo cada minuto de este sueño como si fuera el último porque probablemente así sea.
Mañana serán las últimas horas de campaña, el sábado jornada de reflexión y el domingo día de expectación y posible noche de celebración por los resultados. El lunes pondremos punto final a este periodo electoral y el martes despertaremos de este sueño para afrontar la dura realidad.
Y luego el verano, el calor, la distancia, el olvido... Y la dulce tortura de volver a esta celda para recordar que durante 4 semanas tuve el privilegio de poder conocerla y de aprender cada segundo que estuve a su lado. Y me esforzaré, me esforzaré cada día por ser este SeMaRo, un SeMaRo totalmente distinto al que fui antes de conocerla. Ya no volveré a buscar refugio en la Oscuridad de la celda de castigo si no que saldré en busca del Sol, de la Luna, del mar y de las estrellas y gritaré hasta quedarme sin voz: ¡¡¡VELAS AL VIENTO!!!
Y nunca más comeré cerezas porque nunca las podré disfrutar como ella.
Y me dormiré cada noche abrazado a Poesía y la buscaré en mis sueños. Tal vez Morfeo me reúna con la Poetisa y no vuelva a tener pesadillas nunca más. Y en el País de los Dulces Sueños la cuidaré, la estrecharé entre mis brazos y la besaré. Y seguramente me despierte con dolor intenso en la mejilla pues incluso en aquel mundo onírico, ella se rebele para darme un guantazo. Qué le voy a hacer, me está enseñando a palos...
Y la amaré, la amaré con la misma intensidad que la amo ahora pero ya no será necesario que ninguno de los dos disimule lo contrario para no hacernos daño.

2 comentarios:

  1. pues fijate que no sé que decir...o si....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. no digas nada Mafi que después todo se sabe ;)

      Eliminar

Tu opinión me vuelve loco